viernes, 19 de octubre de 2012

"Rescate" significa pérdida de soberanía


El rescate financiero de un país significa intervención económica y política. O sea, pérdida de autonomía y capacidad de decisión sobre la propia política económica. Esto es, intervención política en toda regla. Es el fin de la democracia y la dominación política del país por parte del poder económico internacional (el mismo que nos ha sumido en la crisis).
Si España es “rescatada”, se acabó España. Ya no decidiremos cómo queremos vivir y cuáles son nuestras prioridades. Solo seremos una sociedad de “pagadores” sometidos a los mercados. Y ellos decidirán sobre la salud, la educación, la justicia y el futuro de nuestros conciudadanos. Y nuestros gobernantes solo serán ”vigilantes de seguridad” del poder económico internacional. Solo deberán asegurar a los “rescatadores” que pagaremos, además de controlar que nadie se mueva y que ni siquiera se nos ocurra rechistar…
Y lo peor es que esto puede pasar mañana o pasado.

2 comentarios:

  1. Estimado y respetado EDUARDO: Estoy completamente de acuerdo contigo en las “maldades” del rescate. Buena prueba de lo que conlleva dicha situación, son las naciones que ya han sido rescatadas.
    Pero yo me atrevería a preguntar ¿Lo que nos pueden imponer a partir del rescate será peor de lo que tenemos?
    Desde mi corto punto de vista, una de las cosas que peor llevo, es ver las decisiones que cada semana toma este gobierno. Cada reunión del Consejo de Ministros es para darnos un disgusto; el de hoy peor que el de la semana pasada, que a su vez fue peor que la de la anterior. Cada vez que sale un ministro, un responsable de cualquier altura en el Gobierno, a decir algo es para echarse a temblar; si advierte de algo que será más malo de lo que tenemos, se cumplirá. Y si afirma que algo malo no nos va a suceder, miente, y es el aviso de que ese algo malo, sucederá.
    Siento dar la sensación de ser un pesimista congénito, pero la realidad de cada día, hace que mis sensaciones sean tan malas. Ojala me equivocase, y las cosas que nos dicen a diario, de que estas medidas tendrán su recompensa en el futuro, sean ciertas, pero varias personas ya no podrán verificar si esto será verdad, porque pensaron que su situación era tan trágica, que decidieron no esperar y se quitaron la vida.
    Insisto ¿puede haber algo peor?
    Francisco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí puede haber algo peor.
      Si comenzamos con la primera cuestión que planteas, te diré que es peor que nuestra economía sea dictada directamente desde Europa. Habremos perdido toda la soberanía.
      A pesar del escaso margen que tenemos, aún podemos aplicar (aunque no de una manera totalmente autónoma) ciertas políticas económicas. Y estas políticas no son todas iguales. Actualmente Hollande va en un sentido divergente respecto de Merkel.
      Y respecto de la segunda, puedo haber algo peor: la guerra. A veces siento que estamos viviendo un estado pre-bélico... No sería una guerra como las anteriores del siglo pasado pero también tendría consecuencias desvastadoras. Y a esta impresión no le llamaría pesismista (tampoco tú eres pesismista) sino toma de conciencia de lo que aún podemos evitar.
      Gracias, Francisco, por participar.

      Eliminar