domingo, 18 de noviembre de 2012

Homenaje y reconocimiento a Fulvio Romano




En los primeros años ochenta iniciamos con el Profesor Fulvio Romano, en la ciudad de Cuneo (Italia) un proyecto de intercambio cultural entre Piamonte y Madrid. A partir de ahí hemos recorrido un largo y fructífero camino. Las Jornadas Españolas (Giornate di encontri con la nuova cultura spagnola) y los intercambios entre estudiantes de ambos países marcaron el comienzo. Esta filosofía y esta práctica de intercambio estudiantil ha sido pionera en Europa y se ha desarrollado bastante antes que los Proyectos Comenius y Erasmus.
Unos pocos años después comenzaron los intercambios entre profesores, impartiendo docencia los italianos en España y los españoles en Italia por espacio de uno o dos meses en cada año académico.
Esta labor de cooperación se extendió a todos los ámbitos de la cultura, desde el cine a la astronomía. De la filosofía a la ciencia y la técnica. De la música a la lingüística. De la ética a la pedagogía. De la antropología a la gastronomía.Y podría seguir enumerando.
Todos estos ámbitos completaron el panorama del trayecto recorrido.
En cualquier caso, aún nos queda un trecho que recorrer. Mi gratitud a Fulvio Romano quien me honra con su amistad. E. Agüero Mackern.
                                               




 
 

Jornadas Españolas en Piamonte. Esto ya es historia.



domingo, 11 de noviembre de 2012

Invitación a la filosofía


La vocación manifiesta en esta página es claramente filosófica. Por eso nos ocupamos –y así seguiremos- de problemas reales de nuestro tiempo. Renunciamos a ser correa de trasmisión de frases célebres o “pensamientos edificantes” más o menos ocurrentes. Nos interesa promover el diálogo, el debate  y la reflexión. Compartir la actividad filosófica y poner nuestro granito de arena en la búsqueda de salidas a la actual crisis. No es necesario ser filósofos “profesionales” ya que todos naturalmente somos filósofos. Tampoco es menester expresarnos con tecnicismos o artificios lingüísticos. Solo debemos expresarnos. Y de la manera más clara y sencilla posible. Os animamos a compartir esta actitud interrogadora y descubridora que, por otra parte, es la condición del filosofar.

¿Por qué en una página de filosofía se habla de economía?


¿Y de lo contario, de qué deberíamos hablar? ¿Del “ser”, de la esencia”, del  no-ser”?  ¿o  de Dios, el alma, el espíritu? O mejor aún ¿de la “luz”, la “energía”, el “más allá”?

Tematizamos filosóficamente la cuestión crucial de nuestro tiempo: la crisis económica. Y esta es una cuestión genuinamente filosófica. Nos encontramos ante un cambio de época y la filosofía debe hacerse cargo de ello.

Hablar de economía es hablar de filosofía. De metafísica solo se habla en la caverna y hace muchos siglos que Platón, muy didácticamente, nos explicó lo que significa estar sumidos en la ignorancia o en la evasión de la realidad. La realidad está fuera de la caverna. En esa realidad todo está por estallar por causa de la avidez de los poderes económicos y de sus vigilantes políticos.

Sigamos filosofando entre todos. La verdad es intersubjetiva. No conozco la respuesta, pero  sí puedo vislumbrar el camino. Y ello es posible si planteamos adecuadamente el problema. Para comprender la actual crisis de civilización debemos adentrarnos en la economía.