lunes, 2 de marzo de 2015

Encuentro en Madrid sobre el amor (28/02/2015).

Ayer sábado tuvimos en Madrid otro encuentro de nuestra comunidad filosófica sobre el tema “El amor fuente de placer y de dolor”.
Comenzamos destacando la polisemia del término amor en relación a la aportación de Victoria quien nos dijo que con la palabra amor describimos el vínculo afectivo existente entre personas, pero el uso de la palabra amor es mayoritariamente utilizado para las relaciones de pareja. 
Sostiene con Stemberg que el amor tiene tres componentes básicos: intimidad, pasión y decisión-compromiso.
De la combinación de estos tres componentes surgen distintas clases de amor:
Agrado (amistad), encaprichamiento (amor a primera vista), amor vacío, amor romántico, amor compañero y el amor pleno. 

Francisco y referido al amor de pareja -siguiendo a Comte-Sponville- nos habla del Eros o el amor pasión; Philía o la alegría del amor y Ágape o el "amor sin orilla". En esta ultima faceta centra su intervención y citando a Adorno afirma “Serás amado el día que puedas mostrar tu debilidad sin que el otro se sirva de ella para afirmar su fuerza”. Para él la palabra clave es respeto. Y cuando han pasado tantos años y la pasión de los primeros momentos, puede quedar el deseo de alcanzar la felicidad en “la amistad conyugal”. 

Juan Antonio interviene para referirse a las falacias del amor: “Cuantas barbaridades no se han hecho bajo el lema del amor, amor a un Dios, a una mujer, a un país, etc. El amor al prójimo nunca existió, solo amor al poder... El amor a la persona, que vimos perfecta para nosotros se desvanece en la rutina diaria por no haber sabido mantener la llama que nos prometimos mantener viva durante toda nuestra existencia... Por mi experiencia vivida y lo visto a mi alrededor el amor se vuelve acomodo, la única solución posible es vivir constantemente enamorado, y eso es imposible.”

Ricardo trae al debate al imprescindible Erich Fromm y considera que el amor es un arte. También se refiere a la sexualidad, que nos alivia de la angustia de “separatidad” por un breve tiempo que se repite cíclicamente. Aunque hay que tener en cuenta que el sexo es una artimaña que nos tiende la Naturaleza para perpetuarse. También considera que el amor es una fuente de sufrimiento ya que aún en la ruptura el deseo continua y los dos o uno de ellos tienen que renunciar al deseo y esa será la causa del dolor que sobreviene al placer.
En su análisis concluye con algunos elementos importantes del amor: (respeto, cuidado, responsabilidad) y nos invita a la práctica para dominar este arte. 

Yaneyre se refiere a la ilusión del amor: “Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja y que la vida sólo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece cargar en su espalda, la responsabilidad de completar lo que le falta. Nos hicieron creer en una fórmula llamada “dos en uno”: dos personas pensando igual, actuando igual, que era eso lo que funcionaba. No nos contaron que eso tiene nombre: anulación. Que sólo siendo individuos con personalidad propia, podremos tener una relación saludable. Debemos empezar a descubrir la importancia de reforzar el amor hacia nosotros mismos, para poder respetar al resto, amar sanamente y que nos amen.”

Yo mismo extracté un escrito enviado por Silvia que titulé "visión cósmica del amor": “El Amor siempre está, esta es mi respuesta tajante. Presencia infinita y eterna como energía vital que me invita a seguir vivo, a buscar la felicidad, a buscar mi bien y he aquí la cuestión, el amor no es positivo ni negativo en un sentido moral, es pura energía vital. Un Amor que no está afuera, que no me lo da nadie ni nadie me lo quita, un amor que viene conmigo, El amor también está más allá de mí  mismo, abarcándolo todo,  lo que es y lo que aún no es. El Amor esa energía que nos lleva a superar la separación y buscar la Unidad.”

Durante el debate intercalamos referencias a textos de Roxana Kreimer, J. Bataille, Comte-Sponville. Erich Fromm y míos. 
"El dolor de amar involucra profundamente a toda la persona, como si fuese una herida abierta. La sensación psicológica de unión con el otro, hace del  amado el centro de nuestra vida, casi una parte de uno mismo. Debido a eso, el amante es indeciblemente vulnerable a cualquier ausencia o deficiencia del amado" (R. Kreimer) 

“El primer paso a dar es tomar conciencia de que el amor es un arte, tal como es un arte el vivir. Si deseamos aprender a amar debemos proceder en la misma forma en que lo haríamos si quisiéramos aprender cualquier otro arte.” (E. Fromm).

La sexualidad como erotismo también apareció en el debate:
“¿Cuál es la principal diferencia entre la sexualidad animal y la nuestra? La ley: la prohibición y, por consiguiente, también el lenguaje y es lo que nos separa de la naturaleza, definitivamente, sin hacernos salir de ella (el cuerpo basta para mantenernos dentro de ella). El erotismo se mueve dentro de esta dualidad, en ese improbable dentro-fuera que es, para cada uno de nosotros, su humanidad. Somos animales morales, lo queramos o no. Y hacer el amor, para nosotros, nunca será del todo natural. Por eso somos también animales eróticos. «La esencia del erotismo se da en la asociación inextricable del placer sensual con lo prohibido». El erotismo es «esencialmente transgresión», «infracción a las reglas de las prohibiciones». Esto explica que haya grados en el erotismo. Cuanto más grave y atrevida sea la transgresión, más erótico será el acto.” (Comte-Sponville)

Según Bataille “El erotismo de los cuerpos tiene de todas maneras algo pesado, algo siniestro. Preserva la discontinuidad individual, y siempre actúa en el sentido de un egoísmo cínico. Nunca hemos de dudar que, a pesar de las promesas de felicidad que la acompañan, la pasión comienza introduciendo desavenencia y perturbación. Hasta la pasión feliz lleva consigo un desorden tan violento, que la felicidad de la que aquí se trata, más que una felicidad de la que se puede gozar, es tan grande que es comparable con su contrario, con el sufrimiento." 

Pasaron las horas y resultaba imposible concluir. El debate quedó abierto y nos hemos convocado para un segundo encuentro para poder sacar algunas conclusiones. Por supuesto, no respuestas definitivas, pero sí preguntas claves y distinciones imprescindibles sobre la cuestión del amor en la que, como en ninguna otra, nos jugamos nuestra felicidad.


 (Jara, Karla., Eduardo).
 (Rocío, Yaneyre, Jara, Eduardo, Karla).
(Además, Ricardo, Juan Antonio, Arantxa, Francisco).






(A la derecha: Jara, Yaneyre, Javier, Ricardo, Francisco, Juan Antonio, Victoria, Eduardo, Arantxa y Rocío).













                                                             J

No hay comentarios:

Publicar un comentario