martes, 20 de mayo de 2014

José Mujica. El presidente filósofo de la vida.

Mujica -con ciertos toques de epicureísmo actualizado- afirma que pobres no son los que tienen poco, sino los que quieren mucho. Yo no vivo con pobreza, vivo con austeridad, con renunciamiento. Preciso poco para vivir. Si tuviera muchas cosas tendría que ocuparme de ellas. La verdadera libertad está en consumir poco. Vivir mejor no es sólo tener más, sino que es ser más feliz. Ser libre es gastar la mayor cantidad de tiempo de nuestra vida en aquello que nos gusta hacer

La economía sucia, el narcotráfico, la estafa, el fraude y la corrupción son plagas contemporáneas cobijadas por ese antivalor que sostiene que somos más felices si nos enriquecemos sea como sea.

Ocupamos el templo con el dios Mercado, él nos organiza la economía, la política, los hábitos, la vida y hasta nos financia en cuotas de tarjeta la apariencia de felicidad. Hemos nacido sólo para consumir y consumir y cuando no podemos, cargamos con la frustración, la pobreza y hasta la automarginación y autoexclusión. Si aspiráramos en esta humanidad a consumir como un americano medio, serían imprescindibles tres planetas para poder vivir.

Arrasamos las selvas verdaderas e implantamos selvas anónimas de cemento. Enfrentamos el sedentarismo con máquinas de caminar, al insomnio con pastillas, a la soledad con electrónica.

La economía globalizada no tiene otra finalidad que el interés privado de muy pocos.  Se nos promete una vida de derroche y despilfarro, que en el fondo constituye una cuenta regresiva contra la naturaleza y contra la humanidad futura.

No quiero hablar de austeridad porque es una palabra prostituida en Europa ; abogo por una manera personal de vivir con sobriedad.

Europa tiene una crisis económica que también es política. Ha desatado una cantidad de sucesos que los está gobernando. Son los sucesos que gobiernan a los hombres y no los hombres los que gobiernan los sucesos.

José Mujica. Presidente de Uruguay









2 comentarios:

  1. yo votaré por él en las próximas elecciones europeas. Por él de cabeza de lista y de segundo pondré al vicepresidente de Bolivia.

    Un abrazo Agüero.

    ResponderEliminar