sábado, 21 de julio de 2012

España a la deriva. Europa amenazada.


La situación no puede ser peor. El estado de desgobierno en la que nos encontramos acentúa aún más la debilidad del país. Jamás saldremos adelante si nuestro gobierno acepta de manera dócil y cómplice todas las condiciones con las que nos sojuzga el poder de los mercados y de los países que de ello se benefician.

¿No sería posible plantar cara? Y decir ¡hasta aquí hemos llegado! No aceptamos más recortes, mantenemos nuestros servicios sociales (lo que queda de ellos) y no pagamos ni un euro más de la deuda - resultado del fraude sistemático, la malversación del dinero público y la especulación salvaje por parte de los corruptos de dentro y fuera el país.

¿Qué es lo peor que nos pudiera pasar si nos plantamos? ¿Salir de Europa? ¿Y eso es malo?

Por otra parte, ante la amenaza real de irnos de la E.U. quizás nos respeten más. Con la actitud obsecuente del gobierno solo conseguimos que nos desprecien y humillen más. Además, si España sale del euro y de Europa, la propia Europa se va al garete, lo que produciría un efecto dominó... caerá Europa entera, Occidente, EEUU, las potencias emergentes, etc.

El problema de la deuda española (o de cualquier otro país de la Unión) es un problema de Europa y de la economía mundial.

Con mayor o menor dolor y sufrimiento se avecina un cambio de época. Y la transición será todo lo traumática que quieran nuestros insaciables e ineptos políticos y financieros. Aunque la sociedad, el pueblo llano, algo tendrá que decir (y hacer) ¿no?


1 comentario:

  1. Oportuna reflexión en vísperas del portazo en las narices que hemos recibido de la UE quienes pensábamos que una Europa unida tendría como principal objetivo consolidar el estado del bienestar, la justicia social y la solidaridad, como fórmula para no repetir las llamadas guerras mundiales y esquivar revoluciones cruentas.
    La respuesta a Grecia no tiene otra interpretación que la no aceptación de los errores que la UE ha cometido tratando de salir de la crisis: poner las ayudas más difíciles cuanto más difícil sea la situación del necesitado. ¿Hasta que reviente?.
    Por supuesto que el comunismo fracasó. Pero el capitalismo también se muestra incapaz de solucionar los problemas de injusticia, desigualdad y explotación. Aquello de “vamos a refundar el capitalismo” que alguien dijo al comienzo de la crisis se quedó en “….. y un francés dijo la, la,.. “ .
    Los puertos a los que se llega con las recetas de la troika indican claramente que el rumbo es equivocado. Pero no se ven movimientos para cambiarlo. Se trata de librarse de la deuda por unos procedimientos que la incrementan. ¿Acabaremos todos como Grecia?.
    ¿Se plantearán otros países consultas parecidas si llegan al gobierno determinados partidos?
    Después del referendum griego, ¿qué se puede esperar del británico que se nos avecina?. ¿Habrá otro en Grecia con la pregunta de seguir o no en el euro, o en la UE?.
    En fin, que las noticias de esta mañana me tienen desinflado, porque me parece que la reacción inmediata y bastante duradera va a ser plegarse a la ortodoxia neoliberal para enfrentarse (que no cooperar) a rusos, chinos y lo que venga.

    ResponderEliminar