jueves, 17 de enero de 2013

Releer a Wittgenstein


 
(del Tractatus Logico-Philosphicus)

 6.521.  La solución del problema de la vida se nota en la desaparición de ese problema. (¿No es ésta la razón por la que personas que tras largas dudas llegaron a ver claro el sentido de la vida, no pu­dieran decir, entonces, en qué consistía tal sen­tido?)

6.522.  Lo inexpresable, ciertamente, existe. Se muestra, es lo místico.

6.53.  El método correcto de la filosofía sería propia­mente éste: no decir nada más que lo que se pue­de decir (…)

7. De lo que no se puede hablar hay que callar.

_________________________________________________

 
6.5 21. Die Lösung des Problems des Lebens merkt man am Verschwinden dieses Problems. (Ist nicht dies der Grund, warum Menschen, denen der Sinn des Lebens nach langen Zweifeln klar wur­de, warum diese dann nicht sagen konnten, worin dieser Sinn bestand.)

6.522 Es gibt allerdings Unaussprechliches. Dies zeigt sich, es ist das Mystische.

6.53 Die richtige Methode der Philosophie wäre eigentlich die: Nichts zu sagen, als was sich sagen läßt (…)

7. Wovon man nicht sprechen kann, darüber muß man schweigen.

5 comentarios:

  1. Un cordial saludo Eduardo, Wittgenstein realmente entusiasma, recuerdo el texto de Santiago Kovadloff extraido de "el silencio primordial", que expusiste en tu curso "la filosofía como terapia", y leyendo "conferencia sobre ética" de Wittgenstein creo que se entiende a la perfección, pues a mi entender son dos pensamientos que conectan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón José.
      Además, vivimos con tanto ruido -inmersos en el ruido, que el silencio es un anhelo.
      Solo el silencio expresa lo inefable....

      Eliminar
  2. Buenos días Eduardo!
    Qué bueno leer estas palabras que encauzan un nuevo día con sentido, lejos del ruido interior que provoca una maraña de pensamientos sinsentido, locos.
    Qué bueno devolver-se a uno al camino que te lleva hacia ti mismo y, por tanto, hacia el otro que no es otro que tú mismo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Tú siempre te haces eco de mis reflexiones... Eres una magnífica interlocutora. Otro abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Hola EDUARDO: Al leer la nota nº 7, me vino a la memoria la frase, que según mis datos, dijo Azaña: "Si cada español hablara de lo que sabe y solo de lo que sabe, se haría un gran silencio nacional que podríamos aprovechar para estudiar".

    Cuando la conversación general se centra en los deportes (cosa que me parece estupenda), en las noticias de la tele (lagarto, lagarto), en lo que dicen en los programas que “casi nadie ve”, pero de los que tantos millones hablan (horror de horrores), no puedo dejar de pensar en las palabras antes citadas, y pensar en la utopía de cómo sería este mundo.
    ¿Vale soñar como pensamiento domestico? Vale.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar