sábado, 16 de noviembre de 2013

Aristóteles. Metafísica.


La primera página del libro I de la Metafísica.

Comienza afirmando que todos los hombres, por naturaleza, desean saber y aquí  se prefigura toda su filosofía. (Todos los seres humanos somos naturalmente filósofos).



1 comentario:

  1. "Todos los hombres desean, por naturaleza, saber".
    Buscando este saber miramos hacia afuera, y los sentidos, sin duda, son nuestro mejor enlace con el exterior. Aunque, claro, los sentidos pueden ser engañosos o, mejor dicho, nuestra mirada, en el sentido de nuestra interpretación puede llevarnos a confusión y a imaginar un mundo que poco o nada tiene que ver con hechos objetivos, si es que conocer lo objetivo está de nuestra mano. En cuestiones naturales, tal vez se puede aplicar el método científico (que necesita de la observación y, por tanto, de los sentidos (principalmente la vista) y conocer, en el sentido de constatar una hipótesis o describir u hecho y explicarlo. Pero¿qué pasa con lo propiamente humano?, ¿son útiles los sentidos ahí?, ¿tenemos que buscar fuera? o, más bien ¿toda comprensión empieza con la comprensión de uno mismo? ¿todo conocimiento empieza con el conocimiento de uno mismo?.
    El otro día en el grupo alguien planteó la cuestión de la identificación con ciertas personas que representan un ideal de vida (en el sentido que sea), para poder adentrarnos en esa cuestión de la identidad e investigar sobre la pregunta ¿quién soy yo?, ¿necesito los sentidos? ¿no es mi juicio el que domina sobre ellos, no pongo hasta la vista al servicio de mis pensamientos para confirmar lo que pienso? ¿no tengo que desarrollar, practicar mi mirada interior? ¿sería un tipo de vista espiritual, un sentido profundo del hombre?
    Dejo en el tablero mis dudas, que no se refieren a la filosofía de Aristóteles, por supuesto, sino que me surgen a partir de lo leído.
    Un abrazo.
    Silvia

    ResponderEliminar