jueves, 30 de enero de 2014

Dios, religión y filosofía

Dada la polisemia del término “dios” existen muchas maneras de entender este vocablo.  
Vayamos por partes. Existe un significante “dios”, también un significado “la idea de Dios”, pero sin embargo no existe un referente a este significado que cierre el triángulo semiótico correspondiente. No es la única palabra de nuestro vocabulario con estas características (entre otros, el término “nada”, tampoco tiene referente pero sí significado).
Pero esto se da en el plano denotativo, en el connotativo no ocurre lo mismo. Aquí encontramos una gran variedad de referentes y también de significados para un mismo significante (una misma palabra).
Desde este punto de vista,  Dios puede tener un significado religioso, espiritual, esotérico, etc. Y otro metafísico. Aludo a los planos de la creencia (que incluye a la fe pero no se identifica con ella) por un lado y al de la razón por el otro.
En mi anterior intervención sobre la existencia de Dios me refería a la cuestión metafísica de Dios de una manera específicamente filosófica. A la creencia en Dios no me he referido, aunque al respecto comparto en buena medida las opiniones de Francisco (y no me refiero al obispo de Roma, sino a nuestro amigo y colaborador).
En cualquier caso, la cuestión psicosociológica de la creencia en un dios (o divinidad) o varios es algo que sigue muy vigente. De lo contrario ¿cómo podemos explicarnos el auge en nuestra época del esoterismo y de la multitud de propuestas del tipo new age? Esta tendencia está ocupando el terreno libre que ha dejado la religión tradicional (sobre todo el catolicismo) por razones obvias y ya expuestas por nuestros amigos Alex y Francisco.
De ahí que nos haga falta de una manera fundamental la Filosofía. Filosofía como actitud personal y filosofía con presencia en nuestra sociedad (en la educación, en la ética, en la política). La filosofía –camino totalmente divergente de espiritualismos esotéricos- nos hace libres y puede anticipar la gran utopía de la sociedad justa e igualitaria que todos deseamos.




1 comentario:

  1. Gracias Eduardo. Tus aportes y reflexiones sobre estos temas me interesan mucho. Excelente.

    ResponderEliminar